NE Philosophy: No excuses

Muchos Directores Técnicos priorizan un aspecto por encima de otros como su bandera para lograr éxitos, campeonatos, y cords. En mi visión, un equipo de fútbol puede lograr hacer historia cuando logra hacer que toda la organización trabaje con un parámetros de excelencia.  De nada o muy poco sirve tener un gran sistema de juego, una gran mentalidad, o un gran plantel, si distintas áreas del engranaje no operan con los más altos estándares de profesionalización y espíritu de triunfo. 

Cuando yo tomo un equipo de fútbol, mi metodología dicta que debo influir en que todo esta maquinaria sea excepcional y enfocada en el triunfo.  Creo firmemente en gestionar equipos que compartan una visión, y que todos trabajen en contexto de lograrla.  

El Cuerpo Técnico debe tener grandes especialistas en distintos temas: Tecnológicos, matemáticos, estadísticos, análisis de la oposición, gestión de entrenamientos funcionales, especialistas en nutrición y sueño.
El Director Técnico de esta época es mucho mas un CEO empresarial, que recibe información crítica de distintas áreas, y toma las decisiones adecuadas.
Es mucho mas un CSO (Chief Sports Officer ®) que un mero entrenador.
Es el conductor de empresas multi millonarias, y consecuentemente, debe rodearse de grupos de trabajo excepcionales, para poder tomar las decisiones adecuadas.

En la metodología de entrenamientos, creo en entrenamientos Funcionales, que trabajen con precisión lo que el equipo requiere en determinadas circunstancias.  Los entrenamientos genéricos son de otra época.  Cada entrenamiento tiene que ser planeado, estructurado y realizado con una identidad única, son la base del planteamiento. 

Finalmente, yo no busco jugadores dogmáticos, que vean en el sistema la solución.  Busco jugadores multifacéticos y sobre todo, inteligentes, busco equipos inteligentes, que logren soluciones en toda circunstancia y lleven al equipo a ganar.  Como dijo el admirado Luis Aragonés:
Ganar, Ganar y Ganar, y volver a Ganar.